Fundación El Potrero

La combinación perfecta

Catalina Rothberg / 2 minutos de lectura / Educación

Un espacio de encuentro


Salimos del auto y ya nos dimos cuenta que iba a ser un gran día. Todo estaba listo y estructurado para la inauguración de la Sede Lanús de Fundación El Potrero. Canchas en perfecto estado, sala para “Entretiempo” ya en acción y las chicas en la cancha esperando directivas de sus referentes.



Trabajar con niños siempre es una linda experiencia. Su espontaneidad y simpleza para recibir invitados junto con la intriga que les genera que vengan personas con cámaras y les saquen fotos es imperdible. Se genera una dinámica en la que por momentos sonríen para estar en cámara o quieren ponerse a sacar fotos ellos mismos. Por supuesto el pedido final consiste en ver las fotos que sacaron o cómo salieron. Sentarnos, rodeados de niños curiosos por ver sus fotos es un momento que no puede faltar.


Llegamos y las chicas estaban listas para dejar todo en la cancha. Preparamos los equipos y arrancó la jornada con una charla introductoria que pintaba una imagen de película. Las chicas en círculo alrededor de sus referentes, escuchando atentamente para tener la mente 100% en el juego. Era día 100% de chicas y estaban contentisimas y listas para jugar y divertirse.



Fundación El Potrero busca crear un lugar de apoyo y aprendizaje, donde los chicos tengan un espacio de encuentro para poder desarrollar su potencial. A través de los valores del fútbol, la educación y el apoyo psicológico, trabajan para potenciar el desarrollo personal de los jóvenes.


En esta ocasión inauguraban en Lanus, una sede para un programa en conjunto entre el municipio y Fundación El Potrero que consistía en taller deportivo femenino y acompañamiento educativo y terapéutico.



El día nos acompañaba con un clima que exigía deporte al aire libre. Podías ver canchas de fútbol llenas de chicas pateando pelotas de acá para allá. Después de entrar en calor, fuimos a la siguiente parte de la jornada: “Entretiempo”. Abrimos las puertas y entramos a esta sala de computación que actúa como apoyo escolar. Entretiempo es una plataforma que permite brindar apoyo escolar a los chicos del barrio desde cualquier lugar, sin moverse de su casa. Niños en las computadoras estudiando por un lado y niñas en la cancha jugando, por el otro. Un escenario muy esperanzador.


Así es como trabajan para fortalecer los canales de la familia y educativos. Sosteniendo la educación y el deporte, como valor fundamental.



El día terminaba y este gran evento llegaba a su fin. Mientras viajamos de vuelta, miramos las fotos y comentamos las conclusiones y sensaciones de la tarde. Solemos volver con una tranquilidad, producto del cansancio y de la paz de volver a encontrarse con personas que trabajan día a día para mejorar el futuro de tantos chicos. Fundación El Potrero fue también un lugar donde volvimos a ser niños que aprovechan el tiempo de apoyo para aprender y hacer la tarea y se meten rápido en la cancha disfrutar jugando a la pelota con amigos.




Perfil de la Autora

Catalina Rothberg


Catalina es Licenciada en Comunicación Social, y trabaja como redactora en Huellas. Hace años que está involucrada en trabajar con proyectos de impacto social y/o ambiental y disfruta tanto como nosotros de hablar de temas que buscan transformar realidades.



Films recientes