CONIN

Para ellos esta hecho

Catalina Rothberg / 2 minutos de lectura / Salud

Cada uno vale tanto como yo



En un mundo donde todo es instantáneo, fugaz y efímero, sigue habiendo gente trabajando con la mirada puesta en las futuras generaciones, apostando y dejando la vida para que cada niño pueda desplegar su potencial y se reconozca digno y capaz.





“Si yo no lo beso, no le muerdo el cachete, no le cuento del payaso plin plin, no le digo que bonitos ojitos.. si no hago eso, no estimulo su imaginación, no exacerbo su creatividad, no lo engancho con la vida”, decía el Dr. Abel Albino mientras recorría junto a Maru Botana, embajadora de la fundación, los pasillos del Centro y nos mostraba el “Centro de Recuperación Nutricional Lucia Escalante de Roviralta” que están construyendo para poder seguir atendiendo cada vez a más niños.



Fundación Conin trabaja hace más de 25 años, buscando erradicar la desnutrición infantil para brindar igualdad de oportunidades. Trabaja desde el inicio y desde el detalle. Porque al fin y al cabo, eso se trata, de los detalles del día a día, de esos gestos que pueden pasar hasta desapercibidos.


Porque es igual de importante el vaso de leche que el beso que lo acompaña. Se trata de alimentar, estimular y educar. De tener una mirada integral para poder abordar al niño en su totalidad. Enseñarle, guiarlo y acompañarlo para que pueda, en un futuro, soñar y trabajar para cumplir sus sueños.


“La principal riqueza de un país, es su capital humano. Si ese capital humano está dañado, el país no tiene futuro”, explicaba Abel. Por esto nace huellas y para esto vinimos. Involucrarnos y trabajar para que el mundo conozca este tipo de organizaciones porque no hay nada más importante que el capital humano. Nada más importante que las personas.



Maru Botana, embajadora de Conin, disfrutando de una mañana junto a los chicos que asisten a la fundación.


“Juntos somos más que yo”


“Cada uno vale tanto como yo y todos juntos son más que yo”, agregaba Abel mientras pensaba en el esfuerzo y trabajo de cada uno, para lograr lo que consiguen cada día.


Día a día nos volvemos a encontrar con historias que nos vuelven la mirada a lo esencial, a lo que de verdad importa. Y en este viaje volvimos a renovarnos en nuestro propósito de lograr que más personas conozcan a esas organizaciones que están cambiando al mundo.


El Dr. Abel Albino jugando con los niños que asisten al centro de la fundación Conin en Mendoza.


“La principal riqueza de un país, es su capital humano. Si ese capital humano está dañado, el país no tiene futuro”

Conin nos invita a valorar y dignificar la vida. A reconocer el potencial y grandeza que hay en cada niño. A involucrarnos para poder así, volver a ser esa gran nación.


“Para ellos está hecho”, concluía el Dr. Albino. Sumate a Huellas y unite al viaje de seguir buscando y contando las historias de los que están cambiando el mundo.


El Dr Abel Albino junto a Maru Botana, embajadora de Conin, en las instalaciones de la fundación en Mendoza



Perfil de la Autora